Digitopuntura

La digitopuntura es una técnica que combina masaje y presión de puntos; de origen chino sigue principios similares a la acupuntura, con la salvedad de que aquí se emplean los pulgares, las manos, el resto de los dedos, y los codos para aplicar presión sobre ciertos puntos del cuerpo, en vez de las agujas. 

Los puntos del cuerpo a trabajar se sitúan en unos canales, llamados meridianos, por donde fluye la energía del cuerpo.

A través de la digitopuntura, se determina en qué punto se localiza el bloqueo del paso de la energía y a través del masaje y mediante la presión mantenida durante 3 a 5 segundos en cada uno de los puntos a tratar, se restablece la circulación energética de forma natural. 

Está indicada tanto para la prevención de las enfermedades como para el abordamiento de ellas ya que trabajamos a nivel energético con la persona sin interferir en tratamientos de medicina convencional.

Esta técnica se aplica al cliente acompañada de alguna esencia y de una música relajante para que consiga relajar su cuerpo y mente.

Su duración puede ser entre 30 minutos y 1 hora.